Un acto aleatorio de bondad definido

Con tantas responsabilidades y presiones tirando de nosotros, es complicado suponer en muchísimo más que en uno mismo. “¡Sólo somos humanos!”, dirían algunos. Debe ser instintivo, porque hasta los jovenes desean horda. Desde luego, además podría haber algo dicho para los juguetes mayores. Tendríamos la posibilidad de estudiar bastante de varias personas, y aprendí bastante de alguna chica. Madre, me has enseñado bien. Ofrecer no es tanto un acto contigo como un estilo de vida del que varios podrían estudiar. ¡Vives para dar! Recuerdo que me pidió que imprimiera algunas etiquetas autoadhesivas que decían:”Has recibido un acto de amabilidad a la suerte. Si le gustó recibir esta clase de acto, por favor, páselo. Juntos tenemos la posibilidad de cambiar el planeta… un individuo a la vez “Mamá dejaría un pack en la puerta de un individuo inexplicable, con la etiqueta de arriba pegada y después se va a ir. La persona que recibía la bendición jamás supo quién era el dador, pero esa era la intención. (Siéntase libre de utilizar la idea) Yo diría que los sentimientos de autopreservación como el egoísmo, la indiferencia, la insensibilidad, y la falta general de preocupación por el prójimo no son del gusto de Dios. Estoy seguro de que está horrorizado por esas modestas formas. Te proposito difícil de cumplir a que difundas algunos actos al azar de amabilidad por ahí, después mira, son contagiosos. Cómprale a un compañero de trabajo una lata de pop sin causa. Adquisición una bolsa de comestibles y ponla en la puerta de alguien que está tolerando. Toca la campana y corre. Nadie requiere saberlo, excepto tú y Dios. Dile a alguien que son bellísimos por dentro. No conozco varios corazones escarchados que logren aguantar el calor de una palabra amable. Hay centenares de oportunidades en algún día para comunicar tal caridad. Los próximos son sólo algunos ejemplos de bondad: yo se encontraba en la oficina de correos y vi a un amigo en la fila. Le dije que me adelantara. Respondió con:”¿Estás seguro?” Dije que sí. Entonces, cuando le pidió al empleado un libro de sellos, le dije que era cosa mía. Claro que se impresionó y quiso pagarme. No tendría nada de eso. Sus expresiones de despedida fueron:”¡Dios te bendiga!”. Cuando el tiempo se puso malo el último año compré un quitanieves. Cuando llegó la primera tormenta, aré nuestro disco duro. Cuando terminé miré fijamente a la proviene de nuestros vecinos. Después procedí a arar sus entidades. Recuerdo que poseía frío y se encontraba agotado, pero me calentaba ver a mi vecino parado en su puerta, con las medias en los pies, echándome la taza de café. Entonces llegó el instante en que nuestros hijos atraparon a Ron, el vecino, llenando nuestro tanque de combustible vacío – porque unas escasas iglesias locales oyeron comentar de nuestra complicado circunstancia y quisieron calentar nuestra casa. Porque vas a ver, las causas egoístas no tienen la posibilidad de admitir todos los actos oportunos de amabilidad que sobran a su alrededor. Biografía del autor: Greg Allen es creador, compositor y principal creador de Builder of the Spirit Ministries. Es creador de numerosos libros, entre los que se tienen dentro Builder Of The Spirit, The Bored And The Cross y War Of The Heart. El Sr. Allen está utilizable para entrevistas en los instrumentos sociales para informar y comunicar. Greg Allen vive en Jamestown, IN. Sus libros están accesibles en su portal web, www. BuilderOfThe Spirit. org, en Amazon.com, Barnes and Noble, Borders, de Tate Publishing y dondequiera que se vendan libros online. Puede ser contactado por mail en builderofthespirit@earthlink.net Contacto: Greg Allen Constructor de los Ministerios de los Espíritus PO Box 318 Jamestown IN 46157 Teléfono: 765-676-5014


Deja un comentario