No es momento para el momento

Fui amigo de uno de los pasajeros del vuelo 800 de TWA. La había llamado porque se encontraba en mi cabeza. Hacía tiempo que no hablábamos y echaba de menos verla. Le dejé un mensaje en su buzón de voz para llamarme. Pasaron unos días y me irrité cada vez más porque no había escuchado nada. Mi marido mencionó que llamara otra vez o dijera lo que significa en su contestador automático. Sabía que seguramente se encontraba ocupada y esperaba algo de momento de libertad para llamarme. Inclusive sabiendo esto, me enojé cada vez más. Retuve mi amor. Le cerré mi corazón. Al día siguiente su avión se estrelló. Lamento intensamente no haber dado mi amor libremente. Se encontraba jugando un juego con el cariño , la mujer se encontraba midiendo su amor por instantes, con una acción, y después cerrando su corazón. Debemos intentar ver el cariño en el cuadro general, no en aspecto. Un aspecto como solo una llamada telefónica puede ser una distracción del amor verdadero. David Kessler – Enseñanzas de Vida Página 43. Y estos asuntos que les mando hoy van a estar en tu corazón “(Deuteronomio 6:6)’ Debéis ver siempre a estos asuntos como si fueran nuevos, frescos y excitantes -como si la Torah fuera dada hoy en día- no como un dogma rancio y obsoleto’ (Rashi) Aunque cada acción individual importa en una relación, algunos más que otros, no tenemos la posibilidad de medir nuestro amor por Dios en un instante o acción, ni tenemos la posibilidad de medir a Dios Quizás el “Hoy” en el versículo, principalmente cuando se considera adjuntado con los “Todos” del versículo anterior;”Todo tu corazón, toda tu alma, todos tus elementos”, supone que observamos el día entero, no instante por instante. Del mismo modo que con toda relación, va a existir instantes a lo largo del día en que nuestro amor por Dios vacila. Va a existir acciones que no reflejen el apego. Va a existir instantes a lo largo del día en los que no sentiremos el cariño de Dios. Sufriremos vivencias que nos llevan a preguntarnos si Dios nos quiere. Nos esforzamos por vivir días de amor. Deseamos poder recitar el Shema antes de irnos a reposar con la sensación de que este fue un día de amor, medimos el día por su “Todo”, deseamos proceder a reposar sintiendo,”Este fue un óptimo día con Dios” Biografía del autor: Aprende y revela las profecías divinas con el Rabino Simcha Weinberg de la Santa Torah, Ley Judía, Misticismo, Kabbalah y Profecías Judías


Deja un comentario