La cuestión de la posesión de niños entre los padres musulmanes a la luz del Corán, Hadith, y el consentimiento académico

Y entre sus signos está este:”Y entre sus signos es esto, que Él desarrolló para nosotros mates de entre nosotros, para que habitéis en calma con ellos, y puso amor y misericordia entre nuestros (corazones): en verdad en eso hay signos para los que reflexionan”. (Ar-Rum: 21) Este es un verso espectacular del Sagrado Corán que significa la consideración del vínculo referido como “matrimonio”, clarificando el criterio de familia y vida popular hasta donde es considerada la visión islámica. De hecho, el cariño, la misericordia y la calma entre las parejas son referidos como “signos” o símbolos de Allah Todopoderoso de Su felicidad exaltada hacia los humanos. Este es sólo un caso de muestra de las enseñanzas del Sagrado Corán, que se enfocan en una vida matrimonial justa, piadosa y pacífica. Hay varios más versículos que emiten el mismo mensaje hacia el matrimonio, como: At-Taubah[9:71] Los creyentes hombres y mujeres, son protectores unos de otros: ordenan lo justo y prohíben lo que es malo: observan las oraciones regulares, practican la caridad regular y obedecen a Alah y a Su Mensajero. Alah derramará sobre ellos su misericordia: porque Alá es enaltecido en el poder, Sabio. No obstante, lamentablemente, no todos los matrimonios tienen la capacidad de aguantar las pruebas del tiempo y las adversidades, y muchas parejas acaban en divorcio. Ya que el Islam es una religión que da un código de conducta para todas las ocasiones de la vida, además en este asunto hay normas para solucionar la disputa que aparece entre las parejas sobre la custodia de los hijos. Aquí se discuten diferentes ocasiones de acuerdo con la educación del Corán y se analizan las distintas ocasiones a este respecto, como lo aseguran distintas figuras académicas. En primer lugar: Lo primero a este respecto tiene relación a un consenso estudiantil general de que la madre tiene derecho a bastante más de un padre siempre que los hijos lleguen a la mayor parte de edad, como se desprende de lo siguiente hadith:’ Abd-Allah ibn’ Amr (que Allah se complazca con él) narra, según el cual una mujer dijo:’ Oh Mensajero de Allah, mi vientre fue un envase para este hijo mío, y mis pechos le brindaron El Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) le dijo:”Tienes más derecho a él mientras no te vuelvas a casar”, narrado por Ahmad (6707) y Abu Dawood (2276). En segundo lugar, el consentimiento de los becarios además asegura que la manutención de los hijos se asigna al padre, independientemente del hecho de que éste se quede con su mujer o la deje divorciada, independientemente de que la mujer sea económicamente capaz o no. Tercero: En lo relacionado a la custodia de los hijos con el padre, hablamos de velar por los intereses de los hijos más que algún otra cosa. A este respecto, se llegó a un consenso científico: Rawdat al-Taalibeen (9/98). Lo que se significa es proteger del nene jovencito y cuidarlo. Entonces, la primordial cuestión de la custodia es velar por los intereses del pequeño. Entonces, si el padre se niega a realizar este deber hacia el pequeño, que tiene dentro la manutención, entonces está pecando y pierde su derecho a la custodia. Conclusión Como se dijo antes, la iniciativa elemental es la de asegurar la relación sagrada del matrimonio legal, en lo que tiene relación a las enseñanzas islámicas: Al-Furqan[25:74] y los que oran “Nuestro Señor! Concédenos esposas y descendientes que sean el consuelo de nuestros ojos y danos la felicidad de asesorar a los justos”. No obstante, si bajo algún situación, una pareja casada no consigue sostener una relación para siempre, los asuntos posteriores a eso (es decir, en relación a la custodia de los hijos) tienen que tratarse según con las enseñanzas del Corán y el hadith. Biografía del autor: Si deseas leer más artículos sobre el Islam y el Corán, puedes encontrarlos aquí: Quran Reading es una escuela islámica online, Corán servicios académicos online. La escuela además enseña el Sagrado Corán y el Corán


Deja un comentario