El profeta (saas) advirtió contra la idolatría

Uno de los fallos más destacables que el Profeta (saas) ha advertido es asociarse con Allah (shirk).como se puede observar en los versículos del Corán, el Profeta (saas) siempre le ha dicho a la multitud que Alá es el exclusivo dios, que nada poseía más poder que Alá, y les avisó contra la idolatría. Se le ordenó que lo hiciera en varios versículos, varios de los cuales decían:”Di:” Este es mi sendero. Llamo a Alah con la visión interior, yo y todos los que me siguen. Gloria a Alá! No soy uno de los idólatras”. (Surah Yusuf: 108) Di:”Sólo invoco a mi Señor y no asocio a ningún otro con Él”. Di:”No tengo poder para hacerte inconveniente ni para guiarte bien”. Di:”Nadie puede protegerme de Alá[si yo desobedezco] y jamás encontraré ningún refugio además de Él”. (Surat al-Jinn: 20-22) Decir:”Me han ordenado adorar a Alá, realizando que mi religión sea sinceramente suya. Y se me ordena ser el primero de los musulmanes”. Di:”Temo que si desobedezco a mi Señor, el castigo de un día terrible”. Di:”Alá es a quien adoro, realizando que mi religión sea sinceramente suya, por eso adora algún cosa que desees además de Él”. Di:”Los reales perdedores son los que se pierden a sí mismos y a sus familias en el Día del Levantamiento”. ¿No es eso una clara pérdida? (Surat az-Zumar: 11-15) El Profeta (saas), que recordó a su pueblo que Alá era el exclusivo dios, además les mencionó que nada de lo que podían erigir con Alá podía hacer nada ni tener ningún poder para perjudicar o beneficiar a nadie. Los versículos que mencionan a esto son los siguientes: Di:”Llama a esos que reclamas además de Él. No tienen poder para sacarle ningún inconveniente ni para cambiar nada.” (Surat al-Isra’: 56) Di:”¿Has planeado en esos a los que llamas además de Alá? Muéstrame lo que han desarrollado en la tierra. ¿O tienen una sociedad en el cielo? Prepara un libro para mí antes de éste o una migaja de conocimiento si estás diciendo la realidad”. (Surat al-Ahqaf: 4) Decir:”Llama a los que reclamas además de Alá. No tienen ningún poder sobre las partículas más pequeñas, ni en los cielos ni en la tierra. No tienen participación en ellos. No requiere su acompañamiento.” (Surah Saba’: 22) La mayor parte de la multitud cree en Alá, pero no puede ver su poder y excelencia, no comprende que Él es su exclusivo amigo y ayudante, y erróneamente piensa que otras cosas que no sean Alá tienen la posibilidad de ser de asistencia para ellos. El Profeta (saas) detalló estas verdades a su pueblo e tuvo la intención de liberarlos de la idolatría. Se le ordena en los versículos:”¿Quién desarrolló los cielos y la tierra?” Dirán:”Alá”. Di:”Entonces, ¿qué piensas? Si Alá quiere hacerme inconveniente, ¿pueden esos a los que tú invocas además de Alá sacarle el inconveniente? O si quiere misericordia para mí, ¿pueden esconder su misericordia?” Di:”Alá es bastante para mí. Todos los que realmente tienen fé ponen su seguridad en Él”. (Surat az-Zumar: 38) Decir:”¿Quién te va a proteger de Alá si Él quiere mal por ti o si quiere misericordia para ti? No van a encontrar a nadie que los proteja o les ayude, además de Alá. (Surat al-Ahzab: 17) Allah desarrolló al hombre, y es su exclusivo amigo y ayudante. Por otro lado, la multitud que no posee temor de Él se niega a aceptarlo. Sólo en tiempos difíciles, cuando algo les muestra precisamente lo indefensos que son, comprenden que sólo Alá puede empujarlos. El Profeta (saas) además le recordó a la multitud ese mismo hecho. Mencionó que en tiempos de aflicción o pérdida, la multitud no posee más asistencia que Alá. El Profeta (saas) está llamado a acordarse eso en el Corán: Di:”¿Qué piensas tú? Si el castigo de Alá viniera sobre ti o sobre la Hora, ¿podrías llamar a otro que no sea Alá si estás siendo sincero?” Es Él a quien tú invocas y, si Él quiere, Él te librará de todo lo que te haya hecho invocarle; y olvidarás lo que has asociado con Él. (Surat al-Anam: 40-41) Los creyentes que recuerdan que la realidad enfatizada por el Profeta (saas) saben, sin la necesidad de presenciar tales adversidades, que sólo Alá puede empujarlos, y entonces


Deja un comentario