DIVINE SPIRITUAL EXPERIENCES OF GAYATRI MANTRA CHANTING

Immanuel Kant era un enorme filósofo alemán. Escribió varios libros de filosofía de incalculable valor. En un libro en el final escribió:”Temo 2 cosas en este planeta. La primera es que cada noche, cuando miro el inmenso cielo oscuro, me hago una pregunta cuán omnipotente es ese poder cósmico que creó las incontables estrellas, galaxias, planetas, etc. De hecho, uno jamás puede imaginar con nuestros limitados intelectos cómo se diseñaron y hicieron todos estos. Cuando comparo mi (Kant) frágil intelecto con el de la omnipotencia del que desarrolló este cosmos gigantesco me siento tan inferior en tamaño y entonces lleno de temor. El segundo aspecto del miedo mío comprende dado que cuando realizo alguna acción que es insana, escucho una voz en mi conciencia diciéndome que me abstenga de accionar indeseablemente. Esta subconsciente es tan fuerte que virtualmente me “manda”. Cuando reflexiono seriamente sobre este suceso me doy cuenta de que mi subconsciente es muchísimo más vigorosa que mi frágil intelecto. Kant redacta que teme tanto a los hechos nombrados como a la conclusión de que el omnipotente que creó este cosmos y el que habla precisamente en mi conciencia son uno y lo mismo. Pero como no acercamiento ninguna prueba científica de esto y además porque mi intelecto no permite lo que digo, en más reciente instancia yo tampoco acepto este suceso. Terminantemente Kant no podía aceptar esta verdad porque el frágil intelecto humano sólo puede argumentar y contradecir. Sólo la vivencia sutil puede reforzar nuestra fe y hacerla inexpugnable. Los Rishis indios de antaño ponían énfasis en las profundas vivencias sutiles más que en la inferencia. Esa situación a la que Kant renunció porque era una mera inferencia para su intelecto fué experimentada de manera directa por los Rishis de la India. Gayatri Mantra ha otorgado esta vivencia divina a millones de devotos en la historia de todo el mundo. Esto se hace muy claro cuando nos sumergimos intensamente en el concepto del Gayatri Mantra. Bhuha, Bhuvaha, Savaha corresponden a la tierra, al espacio interestelar y a otro mundo (Dhruva Loka) y son conformados por Dios que es Om manifiesto (sonido divino). Todos meditamos en su luz divina. ¿Por qué meditamos? ¿Cómo nos enlazamos con ella? La respuesta es porque es “Dheeyo Yona Prachodayaat”. Supone que inspira divinamente nuestro intelecto/cerebro. Entonces, ese inicio cósmico que crea este cosmos es además el inspirador divino de nuestro intelecto. No hay una migaja de distingue en lo que tiene relación a estos dos poderes divinos. Esa verdad divina que era una inferencia para Kant fue una verdad experiencial para los Rishis que son los videntes (Dhrishtaa) del Mantra Gayatri. Si uno piensa más seriamente sobre el concepto del Gayatri Mantra emergen 3 preceptos. 1)”Saviturvaraynyam Bharga” -esa luz divina radiante merece aspirar y es un poder que elimina nuestros errores (principio de Dios). 2)”Dheeyo Yonaha” -el inicio intelectual de un ser vivo o Jeeva. 3)”Prachodayaat” – La relación inspiradora que une a Dios con el poder intelectual. Uno es el centro de todo el cosmos (God-macro) y el otro es el centro de la vida individual (ser-vivir-micro). El tercero es ese inicio (Prachodayaat) que une a Dios y a un ser viviente. El Mantra Gayatri es ese Poder Divino que elimina el estado humilde del hombre desde sus raíces, lava todas nuestras impurezas y errores y luego de vencer todos los principios satánicos en la psique del hombre los reemplaza con principios divinos en pleno fluído. Inclusive los criminales, los dacos y otros individuos de pensamiento humilde oyen una subconsciente para abstenerse de hacer actos atroces. La voz les dice precisamente que la sociedad no sólo va a ser perjudicada por su acto cobarde, sino que ellos mismos (criminales, etc.) van a ser perjudicados muchísimo más. Entonces, se les aconseja desde dentro que se abstengan de tales actos degradantes. Pero ya que el hombre es tan seducido por los bienestares materiales, se niega a escuchar su subconsciente y, entonces, trabaja de manera insensata y repudiable. Un devoto Gayatri escucha esta subconsciente muy clara y poderosamente. En el


Deja un comentario