Curso de chamanismo ofrecido a través de la Iglesia Universal Life Church

No soy un chamán. Jamás podré ser un chamán. En mi punto de vista, hay dos enfoques al chamanismo. Uno es estudiar y ver la historia, el avance y la filosofía del fenómeno llamado chamanismo. El otro es emular lo que hacen los chamanes para aproximarse al chamanismo. El primero de estos enfoques es muy simple – uno pone su cabeza en ello, uno hace la exploración, y por último uno obtiene el saber y/o la comprensión. El último de los dos es muchísimo más difícil: ¿cómo se emula un estilo de vida tan intensamente entrelazado dentro de una cultura especial? En forma de analogía, ¿se transforma un individuo en nativoamericano simulando a uno? Pienso que no lo creo. El concepto paleo-siberiano, cuando se relaciona con los koryak y los pueblos chukchee, cuenta toda la historia. El concepto “Paleo” recomienda un contexto prehistórico o temprano. El chamanismo paleo-siberiano es la primera y más sencillo forma de chamanismo, y a lo mejor la forma más pura. Fácil no sugiere una forma de pensar simple, sino un enfoque simple. El chamanismo es una religión animista que piensa que todo está impregnado de espíritu y es el trabajo del chamán jugar con los espíritus. Esta interacción se usa para sanar, presagiar y asesorar. El chamán sana interactuando con los espíritus en una situación no-ordinal. Esta situación no-ordinal entra en trance, por drogas alucinógenas o en estado de sueño. En tanto que en la verdad no-ordinal, el chamán puede ver y lograr a los espíritus que están ocasionando patologías o perjuicios en un organismo. El chamán puede comentar con los espíritus que están en la raíz del inconveniente o el chamán puede además sacarlos del sujeto que es sanado. Las formas que utiliza el chamán se emiten del chamán al chamán por medio de las muchas generaciones. El chamán además puede presagiar el futuro. Al ingresar en la verdad no-ordinal, de nuevo, el chamán usará su relación con los espíritus para estudiar sobre los resultados de alguna circunstancia en este planeta. No hay ninguna guía para esta interacción, pero el chamán, con el tiempo, aprende a interpretar estos eventos o tiene una comprensión a priori de lo que se ve en el planeta espiritual. El chamán además trabaja como guía – tanto en este planeta como en el planeta espiritual. El chamán trabaja como asesor espiritual. Un individuo puede asistir al chamán con una pregunta sobre temas que no están relacionados con la salud o con eventos futuros. El chamán entonces consulta con el planeta espiritual y consigue un entendimiento de la circunstancia y lo reporta a la persona que busca consejo. Además, probablemente halla oportunidades en las que los espíritus se pierden, en este planeta o en el siguiente, y el chamán trabaja como guía, ayudándoles a hallar donde requieren estar. Más allá de que estas capacidades tienen la posibilidad de no ser siempre exclusivas de los paleo y neo-siberianos, el enfoque y la metodología están relacionados con su cultura. Esto no significa que el chamanismo no se encuentre en otras culturas -sin duda es pan-cultural con nombres diferentes-, pero el enfoque usado por los paleo y neo-siberianos es exclusivo y ha surgido como oposición a los paradigmas y enfoques culturales que se han creado durante muchas generaciones. Esto es visible en las sucesiones de chamanes que están en los linajes neo-siberianos donde los chamanes se consideran reales chamanes luego de nueve generaciones de herreros. Lamentablemente, con el advenimiento de la tecnología actualizada y un distanciamiento de las formas habituales, me atrevería a acertar que el número de herreros, chamanes y, principalmente, chamanes que son herreros, disminuyó de enorme manera. Aunque he expresado mi escepticismo sobre visto que uno logre transformarse en un chamán, principalmente la diversidad de la Novedosa Era, pienso que algunos tienen la posibilidad de hallarse llamados al chamanismo, principalmente si experimentan los mismos eventos que brindaron origen a los chamanes en las culturas habituales. Yo pienso que transformarse en chamán es una respuesta a un llamado, no un deseo. El chamanismo se ve haberse creado en estrecha cercanía con el planeta natural y debe ser excepcionalmente complicado de conducir en un mundo natural.


Deja un comentario