Cómo dirigir alabanza y adoración en una iglesia convencional

Cómo dirigir la alabanza y adoración en una iglesia clásico Me siento aquí pensando en cómo dirigir la alabanza y la adoración en una iglesia nivel que estoy regresando de un viaje de ministerio a Sri Lanka. Muchas de las iglesias que ministramos ahí fueron inmuebles comúnes de iglesias peleando para intentar hallar una mezcla entre la gente superiores dentro de la iglesia que adoran la práctica y los adolescentes que desean cantar alabanza actualizada y música de adoración. Si usted está dentro de la iglesia que está peleando con los mismos asuntos, es requisito que sencillamente aprenda a dirigir la alabanza y la adoración de una forma que satisfaga cada lado de la ecuación, y lo realiza con sensibilidad y verídica piedad. Cómo dirigir la alabanza y adoración que satisface a todos Usted podría suponer sobre que es imposible estudiar a dirigir la alabanza y la adoración que satisface a todos, pero puedo mencionarle por la vivencia que se puede poder. El aspecto fundamental es que usted sencillamente trata de estudiar siempre a dirigir la alabanza y la adoración que une a la gente equilibradamente que divide a la multitud. La división es recurrente entre los individuos de Dios, especialmente en el tema de todo el mundo de la música y la adoración. En una faceta, comunmente hay integrantes superiores de la congregación que requieren cantar los himnos que conocen ya hace varios años, tocando de la forma en que fueron interpretados con un órgano en todo instante, y que el volumen más templado. En el aspecto contrario, están los adolescentes y cada vez más los de mediana edad, que requieren adorar al Señor de una forma que se ajuste a su tradición, usando la música que representa a su generación. Intentar combinar los dos lados del espectro de adoración podría parecer un sueño inconcebible, pero luego de varios años y varios fallos pienso que hallé la satisfacción correcta. Lo primero que hay que tener en cuenta al suponer en cómo dirigir la alabanza y la adoración es la sensibilidad a cada lado de la brecha de la era. En la situacion de que se genere una adoración fuerte y actual, se está diciendo a la era más antigua:”por el momento no merece” En la situacion de que se interprete un himno solamente, se podría estar transmitiendo a los adolescentes que sus críticas y cultura no importan. Un jefe de adoración sensato es aquel que puede abastecer a los dos lados de la iglesia, exponiendo un espíritu de aprecio y comprensión para todos los ancianos y adolescentes. Una sección de estudiar a dirigir la alabanza y la adoración de forma eficaz es lidiar con la guerra como jefe y es bueno asegurarse de que cada personaje principal verdaderamente sienta que sus críticas son escuchadas, aunque no se logre accionar sobre estas críticas. Lo que supone que algún queja concerniente a la música que es bastante ruidosa, bastante rocosa, bastante anticuada o bastante aburrida debe ser escuchada y pensada si usted está decidiendo cómo dirigir la alabanza y la adoración con sensibilidad. Cómo dirigir la alabanza y adoración para la adoración de la unidad La música tiene la posibilidad de ser un poderoso impulso para la unidad o una presión espectacularmente destructiva dentro de la iglesia, principalmente dentro de una congregación plus común.comunmente he visto oraciones de enojo y también personas que abandonan la iglesia gracias a la insatisfacción con el servicio de adoración, y debemos llevar a cabo lo destacado que tengamos la posibilidad como dirigentes de adoración para confirmarnos de que esto jamás ocurra. Muchas iglesias intentan realizar los lados opuestos teniendo un intervalo de la adoración más reciente al inicio del culto, comandado por los adolescentes que usan tambores, guitarras eléctricas y de esta forma sucesivamente, en tanto que reservan cantos para el culto dentro del servicio para los himnos interpretados en un órgano. En tanto que esto puede ser un intento de apaciguar a alguno de las partes, lo que verdaderamente está realizando es hacer un espíritu de desunión, con cada parte reconociendo’ nuestra música y su música’! Me imagino que una de las formas menos complicados de juntar a los anticuados y adolescentes, los tradicionalistas y los modernistas, es que la banda de adoración incorpore los himnos tanto en el tiempo de adoración moderno en el servicio como en todo su servicio terminado. Un jefe de alabanza me hizo la pregunta si los ancianos respondieron mal a la s


Deja un comentario